Legislación Legionella


Legislación en España.

 

El gobierno ha elaboración de una ley para prevenir la Legionella de ámbito nacional, aunque las comunidades tienen transferidas competencias en esta materia. La nueva Ley se ha tramitado y se ha aprobado por el Consejo de Ministros el 27/07/2001.

Entre otras cosas esta nueva ley permitirá a las comunidades autónomas tener más capacidad para obligar a determinadas instalaciones, como piscinas climatizadas o torres de refrigeración, a pasar controles periódicos para evitar nuevos brotes de la enfermedad.

 

Los detalles sobre cómo limpiar, desinfectar y mantener las instalaciones a que nos estamos refiriendo se encuentran en el informe UNE 100-030-94 “Guía para la prevención de la Legionella en instalaciones”. Otro tipo de medidas sanitarias sobre la procedencia de vigilar, controlar microbiológicamente e incluso clausurar instalaciones implicadas en la aparición de casos o brotes, son competencia de la autoridad sanitaria y han sido ampliamente desarrolladas en la reciente publicación del Ministerio de Sanidad y Consumo "Recomendaciones para la prevención y control de legionelosis"

 

Posteriormente se publico el Real Decreto 865/2003, de 4 de Julio por el que se establecen los criterios higiénicos sanitarios para la prevención y control de la Legionelosis, pretende evitar las condiciones que favorecen la colonización y multiplicación de la Legionella, como son las temperaturas adecuadas para su crecimiento, el estancamiento del agua y la acumulación de sustratos. A su vez propone la adopción de estas medidas en instalaciones y edificios no asociados previamente con casos de legionelosis y se basa en la aplicación de dos principios fundamentales:

  1. Eliminación de zonas sucias mediante un buen diseño y mantenimiento de las instalaciones.
  2. Control de la temperatura del agua y desinfección continúa de la misma para evitar las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación del microorganismo.

La temperatura del agua en el circuito de agua fría deberá ser inferior a 20ºC, y en el circuito del agua caliente la temperatura no deberá ser inferior a 50ºC en el punto más alejado del circuito o en la tubería de retorno al acumulador. Así mismo la instalación deberá permitir que el agua alcance una temperatura de 70ºC. De igual modo, los equipos deberán ser accesibles para su limpieza, desinfección y toma de muestras. Finalmente, se establece que los materiales utilizados deberán ser susceptibles de desinfección, por lo que se evitaran los que favorezcan el crecimiento de microorganismos.

 

Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos estarán ubicados de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de exposición de las personas a los aerosoles. A estos efectos se deberán ubicar en lugares alejados de las personas, protegiendo tomas de aire acondicionado y ventanas. Los materiales deberán resistir la acción agresiva de los desinfectantes para así evitar su corrosión. Y finalmente, también deberán estar diseñados de manera que sean fácilmente accesibles para su inspección, limpieza, desinfección y toma de muestras.

C/ De Armas nº 17 - 14002 Córdoba
TEL. Central: 957 954 673
www.tecnisan.com - info@tecnisan.com

Aviso legal  ·  Política de privacidad  ·  Desarrollado por Factory Web

Quiénes Somos · Control de plagas · Tratamiento de Aguas · Tratamiento de Maderas · Higiene ambiental · Control de aves · Control de humedades · Jardinería · Contacto · Tienda